FELIZ

HAZ LO QUE AMAS. MERECES SER FELIZ

“Sé feliz. Incluso si lo único que te hace feliz es tu té de las mañanas. Vive para beber el té de la mañana. Hazlo maravilloso. Emociónate al respecto, compra tazas, compra una tetera, compra una gran cantidad de té para que puedas tener una variedad infinita. Incluso, aprende cómo prepararlo bien y abre un negocio de té. Permite que esa pequeña felicidad, sea lo que sea, se convierta en tu pasión. Es lo que te mantendrá vivo.”

Visto por Ahí

A menudo hacemos cosas porque “toca”, porque alguien nos dijo que teníamos que hacerlo y punto. Pero nadie nos preguntó si era lo que realmente queríamos ser y hacer. Qué lindo sería un mundo donde todos seamos felices haciendo lo que nos apasiona, donde disfrutemos cada cosa que hacemos. Donde logremos sentir paz en medio del caos. Todos merecemos una vida llena de gozo, paz interior y plenitud. ¡Yo me sueño un mundo así!

¿Si hay algo que no te gusta hacer en la vida, por qué lo sigues haciendo? ¿Si no te gusta estar con alguien, por qué sigues compartiendo tu tiempo con esa persona? ¿Si no te gusta el trabajo que tienes, por qué sigues ahí? ¿Si te estresa alguna actividad que haces, por qué tienes que hacerlo tú? ¿Si no te agrada algo, por qué no lo sueltas?

Si te encanta tocar el piano, dedícate al piano. ¿Qué haces reforzando matemáticas si no es lo que te gusta? Potencia tus talentos, tus habilidades en piano, en música o algo relacionado. ¿Si te gusta vender, qué haces trabajando en cocina? ¿Si te gusta bailar, qué

haces sentado en frente de un computador todo el día? ¿Si te gusta comunicar, por qué no te expresas?

Mientras lo piensas, aquí traemos para ti 5 pasos para vivir haciendo lo que te apasiona:

1. PRACTICA tu talento o eso que amas ser hasta que te vuelvas un experto. Hasta que seas un referen Perfecciona la técnica, pule tus habilidades. Estudia más, aprende más. Invierte en ti. Que tu nombre resalte y piensen en ti cuando hablen de ese tema.

2. COMPARTE tus talentos y habilidades con el mundo entero. no te lo quedes para Permítete mostrarte y contribuye al mundo con lo que haces.

3. MONETÍZALO. Empieza a cobrar por ello. Ya sea a través de un producto o un servicio. Y hazlo tú mismo, porque iniciando, nadie lo hará mejor que tú. Ya después podrás delegar. Pero debes estar presente en un comienzo, con toda, metiéndole la ficha, dando tu 100%. Si te genera pasión, lo vas a disfrutar. Aprende a darle valor agregado a tu producto o servicio. Que te compren por su calidad y por lo extraordinario que es y no por “barato”.

4. SISTEMATÍZALO. Crea un negocio. Encuentra un sistema que haga que tu talento te genere ingresos sin que tengas que estar tú presente físicamen

5. INVIERTE en tu negocio. Potencialízalo. Con las utilidades puedes seguir creciendo y, sobre todo, llegarles a más personas y contribuir más al mundo.

 

¡El mundo necesita más gente que viva amando lo que hace y haciendo lo que ama!

Los comentarios están cerrados.